domingo, 20 de diciembre de 2009

El anacronismo totalizante (publicado originalmente el 21/12/09 en www.lapoliticaonline.com)

Resultaría simple incluir la designación de Abel Posse en la línea de nombramientos eufemísticamente llamados “controversiales” que formarían parte de un plan maquiavélico del Jefe de Gobierno por rodearse de la rémora del pensamiento procesista, si bien no por simple esta afirmación sería del todo falsa.
Sin embargo, la designación del nuevo Ministro de educación porteño en el paradójico contexto de la necesidad de renovación del Gabinete a dos años de asumido, debe circunscribirse a un fenómeno un poco más complejo en el cual Macri, consciente e inconscientemente ayuda, pero no lidera. Es esto lo más incómodo pues, para aquellos que intentamos pensar la actualidad política, se nos haría un favor si descubriésemos que la realidad responde coherente y tajantemente a una divisoria “buenos y malos” encabezada por líderes bien precisos. Así, si simpatizáramos con el oficialismo diríamos que todo lo que hace Macri es nefasto y fascistoide, y si nos viésemos agobiados por la crispación kirchnerista diríamos que todo lo negativo existente sobre la faz de la tierra, incluyendo la ausencia de lluvias o la mala maniobra rutera de un señor llamado Fernando Pomar, obedece al montoneril trotsko-lenisnimo que lidera nuestro “simulacro de República”.
En el Macrismo conviven, al igual que en otras fuerzas, distintos tipos de identidades que van desde liberales (algunos bastante tibios), arrepentidos ex integrantes del PC, evangelistas y apologistas de la dictadura. Esta es una confluencia sin líder, una mera agrupación de contingencias. Así el problema de Macri no es el eslogan de la (ideología de la) desideologización sino la falta de rumbo y el fracaso de sus políticas: considerar que el problema educativo de la Ciudad es un asunto de Infraestructura, de techos que se caen; que el sistema de salud falla porque lo usan no residentes porteños y porque hay muchos locos juntos en el Borda; y, por último, por entender que el porteño exige una policía propia cuando sólo reclama seguridad. Es sobre estos puntos que debemos hacer las valoraciones pues si hay prejuicio se sesga el juicio. Aquí otra vez, el problema de Posse no es tanto el hecho de que haya ostentado un cargo durante la dictadura. Invalidar la discusión partiendo desde allí supone una revitalización del “algo habrán hecho” sólo que desde la izquierda, por el cual Videla y cualquier técnico de quinta línea (no era el caso de Posse, por cierto), son igualmente responsables del terrorismo de Estado.
Posse es execrable por defender la probada judicialmente falsa teoría de los dos demonios; por condenar el derecho de huelga; por defender una insólita teoría por la cual la “entidad asesino” está por sobre la “entidad biológica” (SIC) de lo cual se seguiría que un chico de 6 años que mata a otro debería tener cadena perpetua tanto como un tiburón que en el Caribe se indigesta con un turista argentino desprevenido. Como intelectual es pobre y no hace más que teñir con pomposa osamenta barroca los pareceres del más vulgar sentido común. Es, al igual que Biolcatti, un hombre poco afecto a la democracia que no suscribe a la idea de “Luis-dieciséisización del Gobierno bonaerense” porque todavía no le han preguntado. Es parte de un grupo de provocadores que sólo pueden recibir apoyo parcial a sus ideas, fogoneados por comunicadores pacatos que no son antidemocráticos, son simplemente propietarios asustados.
Me animo a decir que Posse durará un verano y que los precios internacionales harán que Biolcatti tenga su otoño, increíblemente para la latitud Sur, cuando pueda volver a hacerse su agosto. Los ecos de autoritarismos intempestivos aparecerán de vez en cuando para provocar y dividir aguas pero no podrán pasar ningún test electoral. Serán parte de una realidad fragmentada, con ideologías y con estrategias que tendrán incidencia pero acotada; con resistencias, incoherencias y matices. Será el momento en que la opinión pública observe que el gran pecado de Posse como intelectual es el anacronismo de un pensamiento que no puede tolerar la intemperie de asumir una realidad en la que ya no es posible dar una explicación simple, lineal, clara y totalizante.

11 comentarios:

Santi dijo...

Excelente articulo, Dante.
Creo q, en cierto modo, le das demasiada liviandad al macrismo, siendo q, en mi punto de vista, el algo bastante mas poderoso q el propio Macri.
entiendo, igual, q esta vision te es
muy util para darle mayor consistencia al analisis q haces en esta nota.
Por ultimo, solo me queda expresar el deseo de que tus palabras sean ratificadas x la realidad, y este tipo de expresiones, verbales e ideologicas, no superen ningun test electoral.

Un gran abrazo.

Eddie Abramovich dijo...

Posse es tan pobre intelectualmente que uno de sus desvaríos es el supuesto estado de indefensión nacional provocada por los "ataques" a las Fuerzas Armadas.

De un militar de rango intermedio no me sorprendería este dislate, pero en alguien que se presenta como pensador y diplomático de carrera es vergonzoso.

Una rápida lectura en diagonal al informe Rattenbach sobre el fiasco militar en las Malvinas le permitiría a Posse comprobar el estado de indefensión en que se encontraba la Argentina justamente durante la dictadura militar. Por cierto, el fallecido teniente general Rattenbach era insospechable de "trotskoleninismo" y las denuncias sobre abusos criminales contra los soldados hace tiempo ya que tienen estado judicial.

La entidad "asesino que ya no es niño" es una burrada tanto jurídica como psico biológica. Que un argentino asustado y mezquino piense esto no es sorprendente; que un "notable" lo confiese es casi como asistir a una función de gala en el Colón con una svástica en el pecho, especialmente en un país que es firmante - y con rango constitucional - de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Lo que más me preocupa del caso del demonizador del rock´roll Posse es su cínico desenfado, incompatible con el ejercicio de una gestión de conducción pública o privada, y esto al margen de cualquier definición ideológica.

Mi discurso inaugural como gerente de una empresa jamás podría empezar con las palabras "manga de hijos de puta". Esto es lo que ha hecho Posse. Demasiado grosero, rayano en lo cómico. Es algo que excede el marco del debate entre su - bien caracterizado en la nota- anacronismo totalizante y los principios democráticos.

Esto es ya de un ridículo sin retorno. Posse cree o finge creer que es coraje. A mí me suena más a la temeridad del orate.

edu, desde el barrio, dijo...

Ojalá sea tan fácil...pero me da miedito.

Arbolengo dijo...

"PC, evangelistas y apologistas de la dictadura" ¡Vaya, que simbiosis!

Palo y a la bolsa

Muy bueno

Un abrazo

alejandro dijo...

A pesar de vivir fuera de Argentina desde hace muchos años y no contar con mucha información he encontrado tu artículo muy interesante. Gracias.

AyD dijo...

Creo que el nombramiento de Posse forma parte de una jugarreta macrista para despertar la cris-pasión, una mojada de oreja, como quien dice. Todo en busca de acrecentar el clima de inestabilidad apuntando a despertar reacciones del oficialismo ante el pasado (y también presente) del nuevo funcionario. O quizá sólo se trate de otra movida ignorante del Jefe de Gobierno, fruto de las ignorancias a las que nos tiene acostumbrados...

cassandra dijo...

hola,
hoy se presento en una radio el filosofo jose p feinman con su yerno, german ferrari,para presentar su nuevo libro "simbolos y fronteras".
despues quise buscar noticias por otro lado pero no encontre.
me pregunto, me habra parecido ?
perdon que pregunte aqui, pero es que me diste mucha confianza.
muchos saludos y feliz año.
cassandra

Dante Augusto Palma dijo...

Santi querido: puede ser que lo tome con liviandad. En este punto no queda otra que esperar. El tiempo dirá y quizás me demuestre que subestimé al macrismo. Abrazo
Eddie: me saco el sombrero ante tu exposición y me quedo especialemnte con tu último párrafo. Gracias
Edu: quedate tranquilo. yo me hago el superado pero a veces también me da miedito.
Arbolengo querido!!: yo diría "Posse y a la bolsa".
Alejandro: gracias.
Ayd: maravilloso lo de "cris-pasión"!!!
Cassandra: ese libro no me suena. Yo no soy un especialista en Feinmann pero no he oído hablar de ese libro. Él publica mucho y muy variado. Los que he visto útimamente son El Barro de la historia, un libro gigante que creo que hace un repaso de la historia de la filosofía y uno que aparece en los quioscos de diarios de la colección de esos libritos que se llaman, creo, "Claves". El título de su libro no lo recuerdo pero tiene que ver con la globalización. Beso grande y feliz año!!

vero dijo...

hola cassandra, yo escuché el mismo programa que vos y me compré el libro de germán ferrari. se llama "símbolos y fantasmas. las víctimas de la guerrilla, de la amnistía a la justicia para todos". está excelente, es un análisis de los grupos de memoria completa tipo pando. besos y buen años! vero.

Emiliano dijo...

Muy bueno al análisis, sin embargo tengo una objeción.

No crees que la designación del Posse, al igual que la designación del fino palacios y las declaraciones del funcionario macrista que pidió una aministía no son otra cosa que pruebas de hasta donde se puede tirar de la soga?

Creo que el triunfo de De Narvaez en provincia y el apoyo incondicional de los medios masivos a la derecha envalentono a su ala mas dura, mas facha.

Imagino a macri pensando " si ganó De Narvaez en gba quizas yo pueda nombrar a un nazi como ministro de educación y la sociedad lo acepte"

Tambien creo que esto responde a una estrategia de banalización de la dictadura encabezada por Carrió, que ha llegado a comparar a Kirchner con Stalin y afirmar que este gobierno es una dictadura encubierta. De este modo se busca banalizar a la extrema derecha y hasta han logrado que mucha gente se sienta orgullosa de pertenecer a esa facción politica.

En base a que el Macrismo confia demasiado en ese sentimiento generalizado, adopta medidas que no hubiese adoptado en otro momento de la gestión, anterior a las elecciones del 28 de junio y a la guerra abierta declarada por los monopolios mediáticos al gobierno.

hernán dijo...

"En el Macrismo conviven, al igual que en otras fuerzas, distintos tipos de identidades que van desde liberales (algunos bastante tibios), arrepentidos ex integrantes del PC, evangelistas y apologistas de la dictadura. Esta es una confluencia sin líder, una mera agrupación de contingencias. Así el problema de Macri no es el eslogan de la (ideología de la) desideologización sino la falta de rumbo y el fracaso de sus políticas"


Dejo un video que puede resultar interesante:
Habría que repensar cual es el grado de poder que tiene macri en todo esto, cuando tanto posse como su espía fueron elegidos no por el PRO sino por el mossad y la CIA. No se a que te referís con la falta de liderazgo ni con la falta de ideología.Cada cosa que dice tiene su precedente en la historia y su reflejo actual en europa y estados unidos por sobre todo.

http://pabellonchico.wordpress.com/2009/11/24/ojo-que-mauricio-macri-hablo-con-la-cia-por-palacios/

Muy buen texto! felicitaciones.
H