martes, 2 de junio de 2009

La lógica del miedo (publicado originalmente el 2/6/09 en www.lapoliticaonline.com)

Instalados ya de lleno en la campaña electoral, es posible encontrar algunos rasgos que si bien no resultan originales, han cobrado una relevancia particular. Tenemos así, por un lado, una suerte de “judicialización” de las candidaturas y, por el otro, la controversia en torno a cuán determinante, políticamente hablando, resulta ser la parodia a las principales figuras de la coyuntura del país, que se realiza en el programa más visto de nuestra televisión. Pero estos aspectos de la campaña reposan bajo un manto más amplio de apelaciones al miedo que se manifiestan como espasmódicas amenazas de toda índole hacia la población. A las ya trilladas olas intermitentes de inseguridad, le sumamos el cierre de colegios en el norte metropolitano ante la posibilidad de un contagio masivo de gripe. El aislamiento y el confinamiento, esta vez no se presentaron en forma de muro pues a los virus, hasta ahora, no se les ha reconocido ni etnia ni status social aunque resultaría interesante la consecuencia que traería aparejada ahora la absurda construcción que el intendente de San Isidro había pergeñado: de un lado, habría negros (no afroamericanos), pobres y delincuentes y del otro lado hermandades arias de schools sajonas apestadas al regreso de su paseo por Disney y Acapulco. Seguir leyendo esta nota aquí

2 comentarios:

MONA dijo...

Dante:
muchas cosas se manejan por el miedo... Es la forma de someter a la gente... Por eso tanto le dan al verso de la inseguridad!!!
Aprovecho para comentarte un rumor, del cual, los que seremos fiscales, tenemos que tomar en cuenta. Dicen que la oposición imprimirá boletas casi idénticas a las del partido justicialista, y van a omitir un candidato. Cuando hagan el recuento de votos van a impugnarlas.
De Narváez está en este momento en la TV, y dice que hay que tener mucho cuidado con los K... y yo le aplico a él un refrán que dice "el ladrón ve a todos de su condición"
Saludos

Ramón Valdez dijo...

Monita:
Cuidado con ese refrán por que se puede aplicar a vos.