domingo, 18 de enero de 2009

Lentes oscuros

Se podría hablar de muchas de las cosas que han ocurrido en este incipiente 2009. Podría arrancarse por el conflicto en la Franja de Gaza y el paradójico fenómeno de una guerra sin imágenes en la era de la imagen. También podría uno ocuparse del Rally Dakar y de los cortes de calles permitidos ante el furor “tuerca” de los vecinos citadinos; también podría encararse el fenómeno del Scoring sin mencionar que no hay sistema que funcione en el marco de un país sin controles; incluso podría anoticiarse que algún marginal, casi un loco, un esquizofrénico politizado, un ideólogo, un blogger poco leído, un pervertido, podría, después de la muerte de 6 niños en un incendio en el contexto de la emergencia habitacional de la Ciudad de Buenos Aires, pedirle a Macri el mismo insólito juicio político que recibiera Ibarra en su momento; también se podría pensar en adoptar el mismo gesto adusto y de preocupación de Nelson Castro cuando, en calidad de médico y periodista indignado, retoma la línea editorial de Noticias y mediocremente busca desestabilizar al Gobierno a través de sembrar un halo de incertidumbre en torno a la salud de la Presidenta, como si no hubiera razones para criticar algunas de las acciones políticas del kirchnerismo.
No habría que dejar de soslayo tampoco, por supuesto, que en medio de una crisis económica que nadie sabe aun cómo va a repercutir, el gran problema de la Argentina en 2009 ha sido, por ahora, la falta de monedas para viajar en colectivo y las noticias trascendentales de TN acerca del clima y las novedades de Facebook, lo cual incluye, un grupo de partidarios de Videla, la creación de un Perfil de Cobos con videos y mensaje de bienvenida y un grupo de madres del mundo que horrorizadas por la censura de sus fotos amamantando a sus hijos utilizaron al propio agente censor, Facebook, para crear un espacio de denuncia al respecto.
Claro que, también podría hablarse del conflicto con el campo y la cada vez menos convocante figura de un De Angeli que en cada nuevo acto recibe el favor de un primer plano sin paneo alguno de la concurrencia al evento. Incluso se podría abrir cierto espacio para una nota de reflexión acerca de la paradojal situación por la cual el conflicto agrario se plantea en términos de Estado confiscador que no debe intervenir siempre y cuando no haya una sequía.
Es más, si alguien me lo advirtiera podría dedicarme a investigar la forma en que buena parte del periodismo hace las veces de celestinos entre la oposición consultándole a los candidatos con quién podrían aliarse y cuáles son los límites (flexibles) de cada uno, mostrando que la falacia de la necesidad de formar, como sea, cualquier oposición para darle salud al sistema democrático, se encuentra por encima de la pregunta acerca de la viabilidad, la robustez y la coherencia del programa y los hombres que desean ser una alternativa en 2011
En esta línea, un párrafo obligado debería dedicársele a la operación de prensa vil de instalar la idea del poskirchnerismo a tres años de la finalización del mandato, con la firme intención de acorralar al Gobierno tras las elecciones de 2009 y facilitar un helicóptero apto para un doble comando.
Por último, una nota al menos simpática o de literal color podría dedicarse a la asunción del primer presidente afroamericano de Estados Unidos y el contraste de un Presidente Negro en una Casa Blanca. Hasta podría hacerse sin ninguna alusión a la sobreexpectación estúpida y maniquea con la que buena parte del periodismo presenta a Obama como una suerte de semidios que viene a liberarnos del señor malo que hacía guerras.
De todo esto podría hablarse bastante. Pero entre tanta noticia o comentario poco importante hay algo que puede marcar un punto de inflexión y que seguramente será pasado por alto por muchos desprevenidos medios opositores y por los venales medios oficialistas de Szpolski, Cristóbal López, Guillermo Moreno y Kirchner. Se trata de una noticia a través de la cual se vislumbra un horizonte negro más aún que cualquier profecía obstétrica de la oposición y más terrible que el cercano y siempre por llegar accidente aéreo de Piñeiro. Me refiero a la lección de periodismo político que se observa en la forma en que el Diario Perfil destaca y deja constancia con una documentación precisa e imágenes elocuentes, que, al llegar a Cuba, a pesar de ser de noche, CFK, como es su costumbre, descendió del avión presidencial con lentes oscuros para el sol……………
Sobre esto se podría hablar pero mejor ahorrarse las palabras.

7 comentarios:

eruiz dijo...

La teoría periodística de editorial Perfil, "biblizada" (mirá que palabra inventé) por Jorge Fontevecchia, indica en uno de sus artículos que si un funcionario de origen peronista tiene un orzuelo, el correcto análisis de la información lleva sin duda a descubrir que ese funcionario está corrupto en alma por haber cobrado coimas, y en cuerpo también ya que ese orzuelo no es más que la exteriorización de un "cáncer de ojo", enfermedad mortal tan común entre los no liberales.
Un abrazo
Enrique Ruiz

Juglar dijo...

Para arrancar bien el 2009, debo coincidir totalmente con tu impresión sobre Obama. De hecho, varios gestos apuntan a que, en realidad, no habrá grandes cambios en la política exterior (su canciller, la señora DE Clinton votó a favor de las invasiones a Irak y Afganistán y de hecho fue tema de las internas), sus asesores económicos tienen poco de neokeyneseanos y mucho de neoliberales no ortodoxos y ya saltaron escándalos de corrupción en algunos de los que iban a ser sus funcionarios (Bill Richardson por ejemplo).

Pero estas flores a tu texto siempre tienen sus eternos bemoles con los que nunca coincido. Cito: "En esta línea, un párrafo obligado debería dedicársele a la operación de prensa vil de instalar la idea del poskirchnerismo a tres años de la finalización del mandato, con la firme intención de acorralar al Gobierno tras las elecciones de 2009 y facilitar un helicóptero apto para un doble comando".

El 2009 y el postkirchnerismo es un hecho, quiera o no Fontevecchia o Bartolomé Mitre. Las encuestas lo demuestran: la paliza que va a recibir el gobierno (Reutemann podría amorigerarlas o en alguna otra provincia donde la pobre oposición no logra llegar a un acuerdo programático) en algunas provincias clave será letal.

Léase: Córdoba, Entre Ríos, provincia de Buenos Aires y Capital, Mendoza... entre otras. Las provincia del campo están ardiendo y ya sufrén la recesión. En la ciudad Cristina tiene en sus manos una encuesta que la muestra, junto con su marido, en un punto de imagen positiva. Todo indica que el postkirchnerismo empezó pero no para desestabilizar a un gobierno plagado de corrupción y gestos adustos, sino porque gran parte de la sociedad ya no acompaña. La economía, debo decir, es central para estos cambios de humor, exista Moreno o no.

Será saludable para la democracia, querido Dante institucionalista, que el Congreso se llene de opositores. Buen equilibrio de poder, Montesquieu puro.

Sobre la nota de Perfil... coincido plenamente. Facciosa y poco atinada. Igual prefiero esos títulos a las soporíferas entrevistas del director, cuyos textos apestan por donde se los mire.

Por último: con lo de Nelson Castro tené cuidado que la operación terrible que le armaron en Electroingeniería (la empresa K que tomó Del Plata) lo dejó afuera feo. Le dijeron que renovaba y, cuando todas las producciones cerraron sus espacios, lo sacaron.

Tambíén estas movidas kirchneristas con la prensa son desestabilizadoras... para la libertad de expresión.

Gran abrazo y feliz año!!

Gastee dijo...

"La semana negra" llamaron tan amablemente los medios al período en que las bolsas del mundo entero puso signos negativos con cifras cada vez mayores. Semanas en las que un humano carismático se afianzaba en las encuestas.

Anteojos de sol? si la vemos con botellita de agua la votan todos los entusiasmados jóvenes desinteresados!

MONA dijo...

Demasiado bueno debe ser el gobierno de la presidenta si la crítica que le hacés, es que usa anteojos negros cuando hay sol...
Dice Orlando Barone: "si lo peor de la crisis es que falten monedas, será un año fantástico".
Saludos

Santi dijo...

Muy saludables los comments leidos.
y podria hacerme eco de todos ellos. Menos, claro, la parte donde juglar habla de encuestas, palizas y hechos.
juglar, podrias facilitar los datos d esas encuestas y su fuente? De veras crees q en pcia de bs as, en e rios y en cordoba va a haber "paliza"?
y de veras crees q el poskirchnerismo es un hecho?
sin ningun animo de confrontar, yo no lo veo asi.
Quizas sea xq llevo puestos los lentes oscuros.... (y la botellita de agua en la mano, of course...;))

Abrazo, Dante

Anónimo dijo...

Primera y última vez que entro a este blog. que soporífero...

Juglar dijo...

Es verdad Santi, quizas paliza es demasiado. Sí creo que el kirchnerismo no superará en esas provincias el 30 por ciento, con suerte. Tal vez, me equivoque si, gracias a la caja y ese poder de "convencimiento monetario" logran aliarse con buenos candidatos como Reutemann.
Entre las encuestas podés revisar dos: una de Poliarquía de hace 2 o 3 meses; y otra que hizo Ricardo Rouvier que no recuerdo la fecha. Ambas fueron después del conflicto con el campo.
Te concedo que Artemio López, en menor medida, y Roberto Bacman junto a Analía del Franco le den una imagen positiva a Cristina del 50 o 60 por ciento. Los dos últimos fueron estrellas en la campaña 2005 y en la de 2007 como asesores en materia de sondeos. Los une un poquto más que un sondeo.
Abrazo!